in Uncategorizedby cgacharnag@gmail.com

Monsieur Privé nos cuenta su experiencia con Roland Kalt

Monsier-Prive

Alguien dijo alguna vez que el mejor teatro es aquel que se hace fuera del escenario. Seamos o no conscientes de ello, en la vida, cada uno de nosotros desempeña un papel muy importante en el que poco importan nuestras dotes interpretativas. De nada nos sirve negar la evidencia, nos guste o no, somos el protagonista discutible de esa gran película que narra de dónde venimos y hacia dónde vamos. Durante una de las pausas publicitarias me sonó el teléfono, era mi gran amiga Natalia Perry, directora de prensa y comunicación en España de Roland Kalt. Me sorprendió mucho su llamada, hacía años no sabía nada de ella, aunque debo añadir que siempre que contacta conmigo, lo hace para sorprenderme muy gratamente con buenas noticias. Afortunadamente, así fue. Quería presentarme a un conocido suyo que aterrizaba profesionalmente en nuestro país, llegado directamente desde Suiza.

Como buena relacionista pública, se encargó de hacerme una breve introducción sobre su labor y los distintos méritos que lo distinguen. Me comenta que se trata de un especialista en el conocimiento del campo energético y en la práctica de la transformación mental, mediante el autoconocimiento y el ejercicio del pensamiento asertivo. Atónito ante el uso de tantos vocablos cuyo significado desconocía, le propuse quedar para tomar un café y que me explicase con más detalle.

Llegado el gran día, tras el intercambio de risas y confidencias de rigor, entramos en materia. Me comenta que Roland Kalt lleva tres décadas dedicadas al conocimiento y el estudio del poder de la mente del ser humano, especializándose en el análisis conductual, la numerología y los viajes astrales, a través del poder de la conciencia en la realidad que experimentamos. Acto seguido, le hice desglosar cada término para asimilar su significado.

Comenzamos por definir de forma clara y concisa lo que era la asertividad, llegando a la conclusión de que se trata de una habilidad social que permite al ser humano expresar sus derechos, ideas, opiniones o sentimientos de forma consciente, clara y honesta, sin la necesidad de herir o perjudicar a otros. Despejada la primera incógnita de esta ecuación, pasamos a la siguiente, la numerología, especialidad que a título personal hasta aquel momento desconocía. Se trata de una ciencia exacta que estudia el significado oculto que se esconde detrás de cada número, asignándole una letra con la que se puede descifrar cada mensaje. Suena bien, ¿verdad? Lo de análisis conductual me recordaba a Pavlov y obvié entrar en detalles, sin embargo, lo de viajes astrales tenía mucha mejor pinta. Y así fue. Antes de despedirnos me obsequió el último libro de Roland Kalt “Entrenamiento Mental”, un compendio de prácticas basadas en casos de pacientes reales, quienes lograron orientar y descubrir el poder de su mente sobre la materia y lograron ser felices con esa decisión.

En vista de mi interés, formalicé una consulta. Siendo sincero, aún no tenía muy claro de qué se trataba, pero al abrir la puerta, en pocos minutos, me fue revelado el misterio. Mi primera impresión sobre este gran profesional fue muy buena, me transmitió seguridad y confianza desde el primer momento. Se trata de una persona que sabe dar la mano; algo que, a mí, personalmente me gusta. Su mirada es limpia, no muestra ni un pequeño ápice de maldad e invita a abrirte de corazón sin miedo alguno. Tomé asiento y tan solo me preguntó mi nombre completo, mis apellidos, mi fecha y hora de nacimiento y mi grupo sanguíneo. A partir de ahí, elaboró un sinfín de complejas operaciones matemáticas cuyo resultado final me dejó anonadado. Mediante un laborioso sistema de asociación de letras y números, me relató mi vida, hasta el punto de decirme cosas que tan solo yo puedo saber. Sin entrar en detalles personales puedo decir que quedé bastante perplejo, ya que me dijo muchas cosas que muy pocas personas saben. La finalidad de esta primera fase se centra en la localización de nuestros puntos débiles o aspectos a mejorar de nuestra vida. Se trata de bloquear esas facetas de nuestra personalidad que nos impiden llegar a nuestras metas. Una vez localizados mis bloqueos, elaboró una tabla de ejercicios personalizados que me ayudarían a superar mis frustraciones y de este modo, conseguir bloquear al máximo esas pautas de comportamiento que me obstaculizan a la hora de conseguir mis metas.

A partir de los primeros quince días, he comenzado a notar una clara mejoría, aún nos queda mucho por trabajar, pero los resultados son gratificantes. Por el momento no puedo más que agradecer a Roland Kalt por su tiempo y su ayuda y a Natalia Perry por su confianza.

Para más información puedes visitar su página web o seguirlo cada semana desde su programa de radio semanal “Código del alma” en la emisora RKB.

Share this story: